Carregant...

Orígenes

Nuestros padres se fueron de Taús para dar un futuro mejor a sus hijos. Nosotros queremos volver por el mismo motivo (ilusión).

Historia

Cal Rossa pertenecía a la familia Sala-Cervós, que emigró a Manresa a finales de los años 60, como la mayoría de los habitantes de Taús. Allí tuvieron cuatro hijos y sobre todo los primeros veranos iban subiendo a Taús. Con el paso de los años y a medida que los hijos van creciendo ya dejaron de subir y la casa se fue deteriorando.

Recordemos los orígenes

Quienes somos

El Francisco, Juana, el Kiro, Montse, Ot, el Txopo, la Urgell y Xavi, son los emprendedores que han decidido llevar adelante el proyecto de Cal Rossa. Ellos son descendientes de Cal Ferrer de la Font, Cal Marxant y también vinculados familiarmente con Cal Rossa, todas ellas casas del pueblo de Taús.

El proyecto

El proyecto de Cal Rossa nace de la voluntad de dar vida al pueblo de Taús, que hace 100 años daba vida a más de 300 personas y hoy se pueden contar con los dedos de las manos.

Nuestra intención es hacer un proyecto sostenible a todos los niveles: económico, energético, medioambiental, personal, social ... y basado en los valores de la sostenibilidad, la ecología, la reutilización, la valorización patrimonial y el pirineismo.

Casa positiva

Cal Rossa genera más energía de la que consume durante el año. Se trata de una construcción eficiente en madera de 3 plantas y 300 m2. Por su condición de construcción en con madera eficiente, el ahorro energético, respecto a un edificio tradicional, es de cerca del 90%.

El techo fotovoltaico de placas solares de 5kw genera más energía de la que se consume, una energía que se puede destinar a muchos usos, como por ejemplo la carga de bicicletas o de vehículos eléctricos.

Más sobre la casa positiva El proyecto en los medios

© 2019 · Cal Rossa · Taús · Todos los derechos reservados · Términos y condiciones · Cookies · Disseny web: Qucut Produccions + Marc Julià